domingo, 8 de agosto de 2010

Tarta de Manzana

Esta tarta tiene una larga historia, que se resume en una muy corta: Mi KA se estropeo nada más llegar de New York, os podéis imaginar el sofocón que me llevé, al principio me lo tomé muy serena, pero al ratito cuando llamé a mi marido para contárselo me puse a llorar como un bebé.

Cuando conseguí tranquilizarme decidimos llevársela al padrino de mi hija pequeña que es bastante mañoso para todas estas cosas, así que descargué de Internet el interior de la KA, con todas sus piezas y componentes a petición suya y allí que nos fuimos con ella a cuesta, llegamos la cogió y se la llevó; a los cinco minutos volvió y como es un guasón me hizo creer que no tenía remedio, pero no, la había arreglado, así que le hice una promesa: Cada vez que fuera a su casa le llevaría un pastel.



Como sus preferidos son las Tartas de Manzanas esta es la primera de una larga lista. Es muy fácil y si no tenéis tiempo como me pasó a mi en esta todavía más.

Ingredientes:
200 gr. de harina que ya lleva levadura (en su defecto, añadirle un sobre)
100 gr. de mantequilla o margarina (temperatura ambiente)
150 gr. de azúcar
un poquito de sal
1 huevo
500-600 gr. de manzanas
60 gr. de azúcar
2 o 3 cucharaditas de canela en polvo (al gusto)
75 gr. de pasas (si se quiere)
un poco de pan rallado

Esto último se pone sobre la masa antes de poner la manzana (Esto evita la humedad de las manzanas y sale la masa seca.

Mermelada de albaricoque (opcional, si se quiere para pintar la tarta una vez horneada)

Preparación:

En primer lugar, tamizar la harina, (la levadura, si el harina no la lleva incorporada) el azúcar y la sal en un bol grande. De esta forma se puede trabajar mejor.

En esta mezcla que habéis tamizado, ponéis la mantequilla y el huevo y con dos cuchillos vais cortando la mantequilla en trocitos pequeños.

Entonces con una mano que este fría hacéis una bola, la vais trabajando hasta formar una bola.

Cuando esto este hecho lo dejáis reposar un poquito, en la nevera.

Mientras tanto cojéis un molde desmontable y lo untáis con mantequilla y lo espolvoreáis con harina.

Forrar el molde con la masa que habéis trabajado (dejar un poco de masa para adornar la tarta).
          Si no teneis tiempo para esto usar masa quebrada ya hecha, también está muy buena
Pelar y cortar las manzanas en trocitos pequeños y le ponéis unas gotitas de zumo de limón, azúcar y canela a vuestro gusto.

Esto lo mezcláis bien que la manzana tome el gusto del azúcar y la canela. Poner la manzana en el molde y apretar un poquito con una cuchara.

Con la masa sobrante hacéis unas tiras y adornáis con ellas la tarta. Estas tiras las podéis pintar con un poco de huevo batido para darle color.

Poner la tarta en el horno precalentado. Temperatura del horno 170 grados entre unos 45 a 60 minutos.

Dejar enfriar y entonces la podéis desmoldar.


Si veis que se tuesta demasiado, cubrirla con papel de aluminio y seguir la cocción.
Espero que os guste, por cierto también estrené mi molde de "pie" y me encantó

2 comentarios:

Rosaleda dijo...

Ummm soy una autentica fan de las tartas de manzana, aunque aun no he publicado ninguna ( cosa curiosa, verdad???) Así que me llevo la receta con tu permiso.

Debe estar riquisima.

Que suerte tener un compadre tan mañoso, y que suerte él de tenerte a tí que le recompensas de forma tan dulce....

Besos

rosilet dijo...

Que rico! Como fan de las tartas de manzana, tengo que probar esta, que se ve estupenda! me llevo un poquito en lo que hago la mia!